Luego de ser liberado, el líder de Tierra y Libertad, , reiteró su oposición al proyecto minero Conga, en Cajamarca, contra el cual continúa promoviendo protestas que llevaron a , en pleno estado de emergencia.

"No queremos más Yanacocha. Que se hagan las cosas bien, como se tienen que hacer", señaló el exsacerdote en una conferencia de prensa luego de esta madrugada y pasar una revisión médica para determinar qué lesiones le ocasionaron durante la intervención.

"Nos mantenemos firmes en los derechos que están garantizados en la Constitución, nuestro derecho al agua y la vida, incluso al paisaje", agregó.

Arana pidió también que se detenga la violencia que ejercen las fuerzas del orden contra la población. "Para que la violencia pare, debe parar la brutalidad policial. El Gobierno se equivoca si piensa que con balas y golpizas va doblegar los justos reclamos de Cajamarca", señaló.

También exigió que se identifique a los policías que lo agredieron y contó que en la comisaría lo golpearon entre varios efectivos –incluida una mujer- y le gritaron "perro" y "terruco".