Tras el aniego de aguas servidas en , diversos vecinos han quedado afectados y desesperados por la falta del servicio de agua potable. Tras lo sucedido, la ha llegado a la zona para controlar repartición del agua.

Diversos agentes policiales llegaron al exterior del local de Sedapal, ubicado en la cuadra 31 de la avenida Próceres de la Independencia, para evitar el caos en la repartición del agua potable a los vecinos del mencionado distrito.

De acuerdo a la información del 'Diario Correo', los agentes están resguardando la zona hace 4 días para mantener el orden, debido a que las personas no solo se enfrentan por el agua, sino que la zona se ha convertido en un paradero informal de autos y mototaxis.

Asimismo, los vecinos se encuentran disconformes, ya que las cisternas de Sedapal no llegan a las zonas alejadas y son los propios vecinos quienes tienen que acercarse hasta el local para abastecerse del servicio.

Ante esto, la ministra del Ambiente, Fabiola Muñoz, aseguró que el Estado está haciendo los esfuerzos para abastecer de agua a las zonas más alejadas de San Juan de Lurigancho. Dijo que están trabajando de forma ordenada entre vecinos y autoridades.

En esa línea, detalló que por un tema de seguridad para que el camión cisterna haga el reparto de agua, tiene que estar presente el dirigente de la comunidad, trabajador de la municipalidad y la Policía Nacional.