Los más de dos mil damnificados por el aniego en , que se han visto expuestos a diversas enfermedades por las aguas residuales que han invadido sus viviendas, serán indemnizados económicamente por Sedapal. 

La Superintendencia Nacional de Servicios de Saneamiento (SUNASS) dio hoy este anuncio y precisó que están supervisando que Sedapal cumpla con la indemnización.

Ana Vergara León, gerenta de Supervisión y Fiscalización de la SUNASS, resaltó que los costos económicos de los daños deberán ser asumidos por Sedapal, a través de una póliza de seguros por responsabilidad civil, que ya ha sido activada.

“Una vez terminados los trabajos de extracción de las aguas residuales, Sedapal deberá empadronar a cada una de las familias damnificadas para resarcirlas económicamente, tal como lo contempla el Reglamento de Calidad de los Servicios de Saneamiento. Obligatoriamente las empresas de agua deben tener una póliza de seguros para situaciones como esta donde los usuarios se ven seriamente afectados” precisó.

Asimismo, Sunass indicó que está verificando la puesta en marcha del Plan de Contingencia para la limpieza de las viviendas damnificadas, así como el traslado de los afectados a alojamientos seguros que garanticen su salud y bienestar.

“Estamos supervisando que Sedapal culmine con los trabajos de desinfección. Esta tarea se está realizando con el objetivo de solucionar con prontitud esta emergencia”, precisó Vergara.

“Nuestros equipos de supervisión y fiscalización también están monitoreando el restableciendo del servicio, que podría ser repuesto entre hoy y mañana. Mientras tanto, Sedapal debe asegurar que la población tenga agua potable a través de camiones cisterna” indicó.

De otro lado, aseveró que se verificará que se cobre por el servicio prestado efectivamente, es decir, que Sedapal no deberá facturar por los días en los que la población afectada no contó con el servicio.