Atrincherados. Así se mantienen los trabajadores. (Mario Zapata, enviado especial)
Atrincherados. Así se mantienen los trabajadores. (Mario Zapata, enviado especial)

Por cuarta ocasión, la Policía Nacional decidió suspender el operativo de desalojo en la , debido a la falta de garantías.

Desde esta madrugada, cientos de trabajadores de los bandos que se disputan el control de la azucarera , lo que acrecentó la tensión por temor a un violento enfrentamiento. Pero, horas después, llegó desde Lima una orden para suspender el desalojo.

Uno de los vigilantes que custodia el predio para la actual administración dijo que en su mayoría son licenciados del Ejército. "Si vemos que las cosas están picantes, nos vamos a las armas… Tenemos suficiente", señaló uno de los custodios.

Pese a este anuncio, la tensión continúa en el lugar, pues los trabajadores mantienen las entradas bloqueadas con tanques y camiones cisternas de ácido sulfúrico. Un operativo policial en esta circunstancias podía significar un baño de sangre.

(César Martínez, enviado especial)