(Perú21/Referencial)
(Perú21/Referencial)

La detectó en Áncash que varios productos del Programa Nacional de Asistencia Alimentaria (Pronaa) se encontraban almacenados de manera irregular en un restaurante del caserío de Taricá, en el distrito de Cusca, .

Los alimentos hallados eran cuatro sacos de arroz, ocho cajas de conserva de anchoveta, seis paquetes de bolsas de mezcla fortificada de cereales, de las cuales dos se encontraba abiertas, según detalló Rina Rodríguez, jefa de la Oficina Defensorial de dicha región.

Los productos debían ser repartidos entre los pobladores del caserío de Sexsi, en Yuracmarca, pero según el propietario del establecimiento Don Pedrito, su madre los recibió de personal del Pronaa, bajo la condición de que los recogerían luego. Ocho días después nadie se presentó, refirió.

La funcionaria solicitó a Hertz Vidal, jefe del equipo de trabajo zonal del Pronaa-Huaraz, que investigue y establezca las responsabilidades administrativas contra el personal que incurrió en la falta.

Asimismo, solicitó explicaciones sobre por qué los alimentos terminaron en el local y no llegaron al distrito destino, en la .