En julio pasado, el presidente del INPE, José Pérez Guadalupe, anunció que se iba a poder monitorear 10 penales. (Andina)
En julio pasado, el presidente del INPE, José Pérez Guadalupe, anunció que se iba a poder monitorear 10 penales. (Andina)

Ángel Arroyoaarroyo@perú21.com

Solo después de que un canal de TV destapara la , el Instituto Nacional Penitenciario (INPE) anunció contra cinco agentes de esa prisión. Sin embargo, la responsabilidad en torno a estos graves hechos alcanzaría a los más altos funcionarios de esa institución, quienes sabían lo que ocurría en la cárcel de máxima seguridad, pero no hicieron nada para evitarlo.

La fiesta en honor al recluso Julio César Rubio Roldán (34), (a) 'Lito', que se realizó el último sábado 10 de noviembre en el mencionado penal, era un hecho conocido, incluso, en la sede central del INPE, en el Centro de Lima.

Esto debido a que allí funciona la central de monitoreo que recibe las imágenes de las cámaras de vigilancia instaladas en la puerta de ingreso al Castro Castro. Este sistema –tal como en julio pasado lo explicó el jefe del INPE, permite conocer, en tiempo real, cualquier hecho extraño.

Así, de acuerdo con el protocolo de operación, esta información es enviada directamente al Consejo Nacional Penitenciario, integrado por el propio Pérez Guadalupe, así como por Julio Magán (vicepresidente del INPE) y Óscar Ayzanoa (tercer miembro).

Según confirmaron fuentes penitenciarias, los 15 músicos hombres que ingresaron al penal no solo lo hicieron en un día prohibido para visitas masculinas, sino que vestían trajes vistosos y tenían instrumentos musicales. Es decir, no era difícil detectar que se había organizado una fiesta.

Cabe precisar que la referida central de monitoreo está a cargo del exmarino Jorge Padró Ganoza, quien ha sido incluido en las investigaciones.

EXTRAÑO INGRESOSin embargo, lo más extraño es que la solicitud de ingreso de los 15 músicos se hizo apenas un día antes de la fiesta de 'Lito', quien por ese entonces era el delegado del pabellón 6-A.

Perú21 obtuvo este documento, firmado el 9 de noviembre por Javier Torres Ávila, jefe de la División de Seguridad del Castro Castro. En la solicitud, el sentenciado por secuestro y tráfico de armas pide que se permita el ingreso de los músicos.

Torres Ávila decidió dar la autorización y, a puño y letra, puso en el papel: "Extremen todas las medidas de seguridad". No obstante, en el video difundido por América Televisión no se ve a ningún agente penitenciario a cargo de la seguridad.

Asimismo, otro hecho que llama la atención es que, recién 15 días después de la juerga, el personal a cargo de la seguridad fue llamado a rendir su manifestación. Es decir, se esperó que la fiesta saliera en la televisión para actuar.

TODO IGUALSin embargo, no todo acaba ahí, pues el jefe del INPE anunció la separación de cinco agentes penitenciarios. Ellos son el director del penal, José Jayo; el subdirector, Luis Chuquillanqui; el jefe de Seguridad, Javier Torres; el alcaide Gustavo Quispe y el superior Tito Aquehua. Sin embargo, estas personas siguen trabajando con normalidad, según confirmaron dos de los implicados.

Pero, ¿por qué se difundió el video? Perú21 obtuvo un documento de Inteligencia del INPE en que se informa sobre los resultados de las interceptaciones telefónicas al celular del director del Castro Castro.

Ahí se indica que José Jayo era extorsionado por un grupo de internos, quienes le exigían el traslado de 'Lito' a cambio de que no se difundieran las imágenes de la fiesta.

DATOS

- La madrugada de ayer se efectuó una requisa en el penal Miguel Castro Castro, donde se decomisó 70 parlantes, 50 televisores (de 21, 32 y 42 pulgadas) y gran cantidad de chicha fermentada.

- También se encontró 15 teléfonos celulares. Como se sabe, la Policía ha detectado que desde esta cárcel se dirigen diversas extorsiones y otros delitos, tales como secuestros.