Recomiendan hacerse chequeos continuos para descartar la enfermedad. (DIfusión)
Recomiendan hacerse chequeos continuos para descartar la enfermedad. (DIfusión)

La hipertensión arterial es una enfermedad silenciosa que avanza lentamente. Al inicio no presenta síntomas, por ello, muchas personas desconocen que la tienen y recién se preocupan de tratarla cuando presentan dolores de cabeza, mareos y problemas de la visión.

Gisella Espinoza, especialista de Nutricionistas en Acción, refirió que, según cifras oficiales del Ministerio de Salud, en el Perú el 14.6% de las personas de 15 años o más tiene la presión arterial elevada, siendo más frecuente en hombres (18.5%) que en mujeres (11.3%). Sin embargo, se calcula que un 30% desconoce que vive con el mal.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la hipertensión arterial es un trastorno en el que los vasos sanguíneos tienen una tensión persistentemente alta, lo cual puede endurecerlos y dificultar al paso de la sangre. Se considera que una persona es hipertensa cuando su presión arterial es igual o mayor a 140/90 mmHg.

Si la enfermedad no es tratada oportunamente puede ocasionar complicaciones graves, como insuficiencia renal crónica, un infarto de miocardio o una hemorragia o trombosis cerebral. Para prevenir esa situación, la nutricionista señaló que es muy importante disminuir el consumo de sodio.

Ello se puede lograr consumiendo solo una cucharadita de 2 gramos de sal al día, como máximo. Asimismo, revisando el etiquetado de los alimentos envasados, pues son los que tienen mayor contenido de sodio.

"El sodio en los alimentos envasados, enlatados, embutidos, encurtidos e instantáneos, se encuentra con los nombres de glutamato monosódico, citrato de sodio, alginato de sodio, hidróxido de sodio y fosfato de sodio. En muchos casos el consumo de estos alimentos es el responsable del aumento de los casos de hipertensión arterial desde edades tempranas", dijo.

Agregó que las personas hipertensas deben evitar el consumo de sopas, cremas y postres instantáneos, salsas (mayonesa, ketchup, mostaza, etc.), cubitos concentrados, salsa de soya, snack, pan y pop corn. También, alimentos precocidos, como croquetas, nuggets, canelones, pizzas, lasaña, empanadas, bebidas rehidratantes y bebidas gaseosas.

Espinoza sugirió a las personas hipertensas que visiten al nutricionista periódicamente para recibir asesoría sobre el régimen alimentario más adecuado para su condición y no esperar a que la enfermedad avance y se agrave.

Más información

San Martín de Porres: Joven se enfrenta balazos a dos hampones y hiere a uno — Diario Perú21 (@peru21noticias)