Los más recientes resultados de los exámenes que se realizaron al cuerpo de , voleibolista que falleció en misteriosas circunstancias, revelaron que esta no estaba embarazada y no había ingerido alcohol aquel fatídico día.

Según el último informe policial presentado por América TV, la joven no registró alcohol en la sangre.

Además, los peritos confirmaron que no se encontraba en estado de gestación, descartando los rumores que se generaron sobre un posible embarazo.

Por otro lado, los especialistas no encontraron golpes en sus restos o rastros de defensa propia en las uñas. Sin embargo, estos resultados no son definitivos, pues falta esperar otras pruebas más efectivas.

Los forenses deberán esperar los análisis aplicados en cada órgano de la deportista nacional para determinar con seguridad la presencia de un feto en su organismo. También está faltando la resolución completa las pruebas toxicológicas, la cual determinará si fue dopada aquel día.