Empresas de harina de pescado extraerían no sólo anchoveta, sino jurel, caballa y ejemplares juveniles. (USI)
Empresas de harina de pescado extraerían no sólo anchoveta, sino jurel, caballa y ejemplares juveniles. (USI)

La informalidad y falta de control en el sector pesquero estarían permitiendo que se deprede la población de anchoveta en nuestras costas, según denunció el armador pesquero Roberto Vieira, a raíz del cuestionado que modifica el reglamento de este sector económico.

Según refirió, no es cierto que la pesca dentro de las primeras cinco millas de nuestro mar se limite al consumo humano directo, ya que muchos pescadores trabajan para las empresas de harina de pescado.

"Es falso que ahora se diga que los artesanales que están dentro de las cinco millas van a trabajar para el consumo humano. La gran mayoría trabaja para la harina, porque le pagan igual por un producto de buena calidad que por un producto de calidad media para la harina", dijo a RPP.

De igual forma, alertó que embarcaciones que figuran como artesanales en el papel, en la práctica tienen una capacidad de bodega por encima de las 30 toneladas, por lo que sugirió que el realice un nueva revisión de la capacidad de la línea máxima de carga para todos los navíos.

Si bien consideró positiva la , advirtió que esta no tendrá efecto si no se "obliga a trabajar la anchoveta como se debe", por lo que sugirió también que se fiscalice con más severidad a las empresas de harina de pescado.

"Sabemos que hay plantas que respetan, pero hay un grueso sector que procesa para la harina de pescado no sólo la anchoveta, sino también jurel, caballa, y otros productos que son para consumo humano y de tallas no permisibles, juveniles, eso es fomentar la depredación", sostuvo.

Finalmente, agregó que a pese a la prohibición de aumentar la flota pesquera en la Ley General de Pesca emitida el año 1993, se han seguido construyendo embarcaciones, con licencias otorgadas por la Capitanía de Puerto y con permiso de pesca emitido por el propio Ministerio.