(USI/Referencial)
(USI/Referencial)

El alertó a los padres de familia sobre la estafa que algunos colegios privados de nivel inicial cometen al operar sin autorización del sector y hacen que los estudios de los pequeños no tengan valor oficial.

Vanetty Molinari, directora de Educación Inicial de dicha cartera, dijo a la agencia Andina que se ha identificado que muchos de estos planteles funcionan sin autorización y no están en capacidad de expedir un certificado de estudios.

"Los padres de familia resultan estafados porque pagan por un servicio y al reclamar los documentos, sus hijos no tienen el que es el número de registro de cada estudiante en el país y que una escuela sin autorización no puede asignar", explicó.

Resaltó que sin el código modular, un alumno simplemente no existe en el sistema educativo y su paso por la escuela inicial no puede ser certificado porque no está registrado como tal.

La funcionaria dijo también que otras escuelas que sí obtuvieron sus permisos correspondientes lo han vendido a otras escuelas u administradores, lo cual es algo totalmente ilegal.

"Para no ser cómplices de esa estafa, los padres de familia, que son los consumidores, deben verificar que la escuela a la que acuden a matricular a sus hijos tenga autorización. También deben constatar que cuenten con los espacios adecuados para la permanencia y desarrollo de sus pequeños, enfatizó.

Agregó que el Ministerio está ajustando el reglamento de la ley para las escuelas privadas y que la Dirección Regional de Educación de Lima Metropolitana () ha creado un equipo para la supervisión de dichas escuelas que operan en forma irregular.