/getHTML/media/1228869
Iván Arenas: "Hay riesgos si APP asume Mesa Directiva"
/getHTML/media/1228868
Rafael Belaúnde Llosa:"Peruanos reclaman medidas contra la inseguridad"
/getHTML/media/1228703
Gabriel Ortiz de Zevallos: ¿Qué esperan los peruanos del mensaje de Dina Boluarte por Fiestas Patrias?
/getHTML/media/1228709
Marilú Martens: "Ley afecta el derecho fundamental a la educación"
/getHTML/media/1228708
Mujeres Aymaras sorprenden con su arte en Desfile de Modas
PUBLICIDAD

Alcaldías no tienen oficinas para atender a personas con discapacidad

Mónica Honores, jefa de Desarrollo y Promoción Social del Conadis, lamentó que de 1,838 municipalidades a nivel nacional, solo 438 cuenten con estas dependencias.

Imagen
(USI)
Fecha Actualización
La jefa de Desarrollo y Promoción Social del Consejo Nacional para la Integración de la Persona con Discapacidad (Conadis), Mónica Honores, lamentó que de 1,838 alcaldías a nivel nacional, solo 438 cuenten con una Oficina Municipal de Atención a la Persona con Discapacidad (Omaped).

La funcionaria explicó que una de las principales labores de esta oficina es el empadronamiento de personas con discapacidad para conocer cuántas hay en cada jurisdicción y ayudarlas en su integración a la sociedad.

Por su parte, Sonia Povis, responsable del Programa de los Derechos de las Personas con Discapacidad de Aprodeh, cuestionó a los alcaldes por no atender las necesidades de este sector de la población.

"De acuerdo a la Ley 29973 y la Ley Orgánica de Municipalidades, cada una de ellas debería tener una Omaped. Estas deben ser reconocidas mediante una ordenanza municipal y tener su propio presupuesto. Lamentablemente esto no ocurre en todos lados", indicó.

Por otro lado, Povis indicó que los principales problemas para que una mujer con discapacidad acceda al sistema judicial en nuestro país son su temor a efectuar la denuncia, ser víctimas de discriminación de género y carecer de recursos materiales y humanos como, por ejemplo, un intérprete en el caso de una sordomuda.

Agregó que, en el 2012, un total de 84 hombres con discapacidad interpusieron denuncias de todo tipo de discriminación ante la Defensoría del Pueblo, mientras que únicamente 55 mujeres lo hicieron.