Fiscal de Tocache fue asesinado a los 42 años. (Referencial/Perú21)
Fiscal de Tocache fue asesinado a los 42 años. (Referencial/Perú21)

Cobarde. No hay otra palabra para describir cómo unos narcoterroristas asesinaron al fiscal de Arturo Campos Vicente en 2007. Diez años después parece que la justicia llega para los deudos del hombre de ley: un megaoperativo contra el narcotráfico acabó con la detención de 14 personas acusadas de financiar tal acción.

El ministro del Interior, Carlos Basombrío, ha sido claro en señalar que hay indicios suficientes para señalar a David Bazán, actual alcalde de Tocache, como el principal financista del atentado. "A lo largo del tiempo se ha ido determinando por múltiples evidencias que el actual alcalde de Tocache financió a la columna de Artemio para que haga estas acciones en la zona de Tocache", explicó.

De esta forma se busca encontrar justicia para la muerte de Campos Vicente, declarado Mártir del Ministerio Público días después del atentado.

Recordemos. En la tarde del 14 de junio Campos retornaba a Tocache luego de realizar una diligencia. No iba solo, en el vehículo lo acompañaban cuatro efectivos policiales para asegurar su seguridad. No era para menos. Se encontraba en una zona asediada por huestes narcoterroristas.

Así narró el semanario Caretas lo ocurrido aquella tarde:

"El fiscal de Tocache, Arturo Campos, de 42 años, lucía impaciente y tenso, mientras se desarrollaba el operativo policial en la zona de Shapaja, en la localidad de Ramal de Cashiyacu, a 15 kilómetros de Tocache. Eran aproximadamente las seis de la tarde del jueves último.

Dos horas antes, la Policía de Carreteras había intervenido dos camiones que transportaban insumos químicos para el narcotráfico.

La presencia de Campos Vicente se hizo efectiva una hora después. Sin embargo, el fiscal debía retornar para continuar con el interrogatorio a dos delincuentes que habían sido detenidos tras robar S/. 700,000 de la Caja Rural de Tocache, el miércoles 13.

"Hay que apurar esto", se le oyó decir. Cuando acabó la inspección, Campos Vicente subió a una de las cuatro camionetas de la Dirección de Operaciones Especiales (Diroes) y ordenó: "A Tocache".

El fiscal iba sentado al lado del conductor. Atrás iban cuatro policías. No habían avanzado ni 10 minutos cuando, de pronto, en una curva de la Fernando Belaunde Terry, una explosión detuvo la marcha de la camioneta. Luego cayó una mortal lluvia de balas. El vehículo fue acribillado desde ambos lados de la carretera por una veintena de terroristas divididos en dos columnas, según la Policía. El fiscal y los suboficiales Bully Godoy, Jhon Carrasco y José Colca murieron en el acto. Solo dos agentes quedaron con vida".

Diez años después parece que la muerte del fiscal y los tres policías parece encontrar justicia.

Te puede interesar

TAGS RELACIONADOS