El alcalde de Chosica, , aceptó ir a la Presidencia del Consejo de Ministro (PCM) para resolver el conflicto limítrofe entre su comuna y San Antonio de Chaclla, en , luego de que tres personas resultaran heridas entre unos 300 pobladores por la instalación de una caseta de seguridad en el límite de ambas jurisdicciones.

Sin embargo, Bueno reiteró su acusación contra la alcaldesa de San Antonio, Eveling Feliciano Ordoñez, y su madre Estela Ordoñez, por presuntamente tomar terrenos privados dentro de para luego venderlos o retornarlos a sus propietarios con la condición que saquen un DNI perteneciente a Huarochirí.

Durante los enfrentamientos de ayer, la alcaldesa de San Antonio acusó a Bueno de haber enviado decenas de serenos para que agredieran a los pobladores de su comunidad. En tanto, el burgomaestre chosicano sostuvo que Ordóñez fue quien llevó matones para destrozar la base del Serenazgo de Chosica que iba a ser inaugurada.

Según los vecinos, el problema limítrofe se originó hace 20 años. Un grupo de pobladores sostiene que el lugar en el que se ubicó la caseta pertenece a San Antonio de Chaclla, en Huarochirí, mientras que otros aseguran que es jurisdicción del distrito de Lurigancho-Chosica.