La marcha cívico-militar en conmemoración por el 189 aniversario de la inmolación de , celebrada ayer en , se convirtió en un evento proselitista del alcalde .

Algunas delegaciones desfilaron sosteniendo pancartas y letreros elogiando la gestión del burgomaestre, mientras el maestro de ceremonias ensalzaba repetidamente la labor de este. Incluso, el propio Miyashiro aprovechó su discurso para defenderse de los cuestionamientos a la remodelación del malecón Grau.

Sin embargo, esta propaganda a la gestión de la autoridad edilicia no impidió que los vecinos de Chorrillos disfruten el desfile de delegaciones militares, escolares, de institutos, entre otros. El más esperado en el evento fue Sabino Balandra Pérez, sobrino tataranieto del prócer de la Independencia, quien encabezó la representación de los pescadores.