Roberto Torres, alcalde de Chiclayo. (USI)
Roberto Torres, alcalde de Chiclayo. (USI)

La Segunda Sala Penal de Apelaciones de decidió absolver al alcalde de Chiclayo, , del proceso que se le seguía por el presunto delito de peculado.

Al burgomaestre se le acusó de utilizar un vehículo oficial para llevar a sus hijos al en 2011. Al respecto, el abogado de la autoridad dijo que el hecho solo responde a una falta administrativa "pues no se trata de un delito grave".

Torres ya había sido sentenciado y declarado culpable el 22 de mayo de 2012 por la Segunda Sala Penal de Apelaciones, ente que lo inhabilitó y le impuso dos años de pena privativa de la libertad.

Sin embargo, el declaró nula la sentencia y emplazó a la sala a que emitiera una nueva porque, de acuerdo con el artículo 388 del Código Penal, el uso de una camioneta oficial también estaría permitido para los integrantes de la familia del alcalde.