(USI)
(USI)

El alcalde provincial de Arequipa, , denunció ayer que en los últimos tres días ha recibido llamadas telefónicas amenazándolo de muerte. El burgomaestre sospecha que esto se debe a su oposición a que los vendedores ambulantes tomen las calles del Cercado de Arequipa durante las fiestas de Navidad y Año Nuevo. Por ello, la comuna provincial declaró en emergencia, hasta el 31 de diciembre, el perímetro del Centro Histórico de la Ciudad Blanca.

"Al inicio no les presté mucha atención a las amenazas, pero ayer (jueves) recibí una directa contra mi integridad, por lo que ya hice la denuncia respectiva, además de solicitar a la gobernatura garantías para mi vida", informó Zegarra.

Sostuvo que la última llamada que recibió fue en la mañana, cuando estaba reunido con varias autoridades para decidir las acciones que se tomarían contra los ambulantes que intenten tomar las calles. "La voz me dijo que en el país ya han muerto varios alcaldes de un balazo y que no tendría problemas en traer sicarios de Trujillo para que me eliminen por oponerme al comercio ambulatorio", denunció.

Reveló además que, en otra llamada que recibió en su teléfono celular, le mencionaron que "con Santos no se juega". Asimismo, aseguró que la Policía ya tiene identificados los números telefónicos de donde proceden las llamadas intimidatorias. "Dos de ellos coinciden, por lo que ya se les está haciendo un seguimiento. Sin embargo, nosotros seguiremos trabajando para evitar que los ambulantes tomen las calles. Arequipa no es una aldea", enfatizó Zegarra.

Como se recuerda, luego de que la Municipalidad de Arequipa llegara a un acuerdo con los ambulantes para que ocupen los alrededores del estadio Mariano Melgar y las calles Tacna y Arica, un grupo de mil comerciantes –encabezados por Santos Pariapaza– desconoció el pacto.

SABÍA QUE

- Esta amenaza se da pocos días después de que Diógenes Geldres, alcalde de Angasmarca, en la provincia de Santiago de Chuco (La Libertad), fuera asesinado.

- Los trabajadores administrativos de la comuna también recorrerán las calles para evitar la presencia de los ambulantes.