El alcalde de , , renunció al directorio de la Empresa Municipal de Mercados S.A. () por la constante postergación del traslado de los comerciantes de al nuevo , ubicado en Santa Anita.

"Al no producirse (el traslado) esperé un tiempo más, pero me fastidió mucho las declaraciones de la señora (Margarita) Valladolid luego de una reunión con el presidente de Emmsa, (Ricardo) Giesecke, en las cuales puso unas condiciones que demostraban que no tenía intención de trasladarse", señaló el burgomaestre en Canal N.

"Yo ingresé y acepté la denominación de integrar el directorio en el sentido de que podía apoyar el traslado y tuve la sensación de que realmente había sido positivo. Pero, después de esas declaraciones, me daba la impresión de que se postergaba y no sabíamos por cuánto tiempo", añadió.

En ese sentido, Sánchez Aizcorbe dijo que sentir que su participación en el directorio de Emmsa no era determinante influyó en su decisión de dar un paso al costado. "Me sentiría satisfecho si el cambio de estrategia va a dar resultado, pero mi presencia en el directorio fue considerada innecesaria", refirió.

Pese a ello, la autoridad edilicia no descartó continuar apoyando a la alcaldesa de Lima, Susana Villarán, y al equipo a cargo del traslado de los comerciantes, a quienes les pidió realizar la mudanza al nuevo centro de abastos en un solo día. "Creo que se debe tomar una decisión más drástica. Si mi renuncia los lleva a eso, en buena hora", refirió.

"METERSE CON LA PARADA SERÍA SUICIDA"Sánchez Aizcorbe indicó que sería una "actitud suicida" que su comuna tome la iniciativa de declarar la insostenibilidad de La Parada y forzar su traslado, debido a que dicho centro de abastos se encuentra bajo la jurisdicción de la Municipalidad de Lima.

"Ahí tienes que entrar con apoyo de la Policía como cuando hemos tenido que intervenir en Gamarra. No tenemos jurisdicción sobre el mercado mayorista que abastece lima (…) Meterse con La Parada sería suicida", explicó.

"Hace 50 años se expropiaron los terrenos, en el primer gobierno del presidente Belaunde, porque ya La Parada no daba más. Ya llevamos 50 años. Dígame si un problema de 50 años puede resolverlo un concejo distrital, imposible", sentenció.