(USI)
(USI)

Para evitar un papelón mayor al que ya protagonizaron, y a por salvarles la cabeza, los ministros de Defensa, , y del Interior, , renunciaron a sus cargos al verse acorralados por la censura.

El debate por la continuidad de ambos funcionarios polarizó al país y se produce en momentos en que el gobierno de Ollanta Humala está debilitado por el fracaso de la lucha contra el narcoterrorismo en el VRAE, zona donde han muerto 10 policías y militares en los últimos 30 días.

Esta mañana, en la sesión plenaria, la oposición pidió una cuestión previa para que se incluya en la sesión la y que no se espere hasta el , como estaba previsto.

El presidente del Congreso, Daniel Abugattás, suspendió la sesión y convocó a los portavoces para ver este tema. En esa reunión se informó de la renuncia de Otárola y Lozada.

Luego, un comunicado de la Presidencia del Consejo de Ministros confirmó la información. "Conforme a lo dispuesto en el artículo 122 de la Constitución, se ha procedido al trámite correspondiente ante el Despacho Presidencial", señala el documento.

En tanto, primer ministro Óscar Valdés, esta mañana, antes de que se conozcan las renuncias de Otárola y Lozada, dijo que no tiene la intención de dimitir, aunque aseguró que si el presidente Humala se lo pide dejará el gabinete.

De paso, admitió que hubo errores "operativos" en la lucha contrasubversiva, por lo anunció a cargo de estas acciones.