(Martín Pauca)
(Martín Pauca)

César Martínezcmartinez@peru21.com

Lo que buscaban en un principio los asesinos de Fiorella Gonzales Vilca era su mochila, en donde creían que podían encontrar un moderno celular o, quizá, algo de dinero. Sin embargo, lo que en el Perú es llamado solo como un 'simple hurto' terminó convirtiéndose en en el que acabaron con la vida de una estudiante de 22 años en Carabayllo.

Si bien este caso fue de violencia absurda y extrema, todo partió del simple arrebato de una cartera. Lo alarmante es que, precisamente, estos son los tipos de robos que se incrementan día a día. Así, cada cinco minutos se produce uno de estos hurtos en Lima y el Callao, según cifras de las comisarías y del Ministerio Público.

Son los arrebatos de celulares, billeteras, bolsos y mochilas los que acrecientan la inseguridad en la capital y, lo que es peor, existe una total sensación de impunidad en la población. Solo para citar un ejemplo, en noviembre de 2012 se denunciaron 10,066 casos de hurto y robo ante la Policía.

Lamentablemente, muchos de los autores de estas faltas nunca van a la cárcel. La razón: el Código Penal solo contempla la prisión cuando el monto de lo robado supera la remuneración mínima vital (750 nuevos soles).

Esta situación es muy conocida por los delincuentes quienes, por esta razón, siempre buscan sustraer en las calles objetos de poco valor, para luego vendérselos a los reducidores. Ellos se han vuelto 'caseritos' de muchas comisarías en las que los retienen y, horas después, los liberan.

PROPONEN CAMBIOEstos hechos son los responsables de la alta sensación de inseguridad en la ciudad, tal como lo advierte el congresista (Somos Perú), quien ha presentado un proyecto de ley para que la reincidencia de faltas sea castigada como delito.

Su iniciativa –presentada en setiembre de 2011– contempla sanciones efectivas de 3, 6 y 8 años de cárcel para los casos de hurtos y robos. Los castigos se agravan si las víctimas son menores de edad, discapacitados, mujeres embarazadas o personas de la tercera edad. "No se debe permitir la impunidad", manifestó.

El parlamentario sostuvo además que, debido a las actuales sanciones penales, existen numerosas bandas que operan bajo la citada modalidad en nuestra capital.En este momento, la mencionada propuesta se encuentra en la Comisión de Justicia del Parlamento a la espera de que sea aprobada.