Indignada. La ajedrecista peruana , quien denunció por acoso sexual al entrenador cubano Dorges Heredia, manifestó que no ha recibido respaldo de la ni de su presidente, Boris Ascue.

La deportista acudió a Radio Capital para señalar que incluso se está viendo perjudicada por haber alzado la voz contra una agresión sexual.

"Me he sentido perjudicada en el ámbito deportivo porque no se me ha considerado en ningún torneo y creo yo que es por el hecho de haber denunciado", manifestó incómoda.

De acuerdo con su versión, ella tiene los méritos necesarios para ser convocada a competencias internacionales y contó que incluso el mes de mayo le confirmaron que saldría a representar al Perú al extranjero.

"En mayo hubo una reunión con el presidente de la Federación Peruana de Ajedrez, junto con el coordinador Raúl Villanueva, se me había dicho que yo estaba en la lista. Estaba segunda rankeada, tengo medalla de bronce en el Continental y clasifiqué a la Copa del Mundo que se llevará a cabo en noviembre", sostuvo la joven.

"No se me ha considerado en ningún torneo continental también se me ha sacado de las Olimpiadas", denunció la ajedrecista, a quien le han dicho que la razón de su alejamiento es por "actividad, empatía y resultados del Nacional".