va
va

Está con una situación judicial complicada. La joven Romina Midori Calisaya Arizaga podría recibir una condena de hasta quince años de prisión si el fiscal que investiga la tragedia en la decide acusarla por homicidio simple.

La madruga de hoy se reportó que Calisaya Arizaga conducía una camioneta que chocó en La Victoria, y que acabó con la vida de joven madre Karla Cristina Quintana La Benita y además dejó cuatro heridos.

"Si el fiscal resuelve le imputa responsabilidad por homicidio simple puede tener hasta quince años de prisión. Hay varios agravantes: conducía en estado de ebriedad, mintió al decir que ella no manejaba, expuso al peligro a las personas y causó lesiones y muerte", comentó a Perú21 el abogado penalista, Luis Lamas Puccio.

Pero su condición podría modificarse si es acusada de homicidio culposo. "Este tipo de homicidio parte del hecho de que ella (Romina) no tenía intención de hacerlo (causar la muerte a la víctima), y que si ocurrió fue por imprudencia, impericia o negligencia".

¿Por qué homicidio simple?

Desde el punto de vista del jurista, este delito corresponde a un homicidio simple porque "una persona ya incurre en esta infracción desde que es consciente que no puede manejar en estado de ebriedad y lo hace a sabiendas que puede causar un accidente y hasta la muerte como ocurrió en este caso". 

Es importante resaltar que, antes que un conductor obtenga su licencia para conducir, las autoridades advierten que no debe manejar en estado de ebriedad. "Esto último cuenta, pero no tanto como la consciencia de saber de que ya estás en delito si manejas en estado de ebriedad".

TAGS RELACIONADOS