Dos nuevos casos de feminicidio en la capital. En San Juan de Lurigancho, Hedin Huaranga Valverde, de 28 años, asesinó ayer a su esposa Milagros Chipana Chancas, de 30 años, por celos. El sujeto, según la Policía, aprovechó que su pareja estaba dormida para matarla.

A las cuatro de la madrugada, cogió los pasadores de sus zapatos y la estranguló. Agentes de la comisaría de Santa Elizabeth lograron capturarlo tres horas después, cuando pretendía fugar. En su manifestación, Huaranga Valverde confesó haber cometido el crimen, pero no se mostró arrepentido.

Es más, aseguró –con total sangre fría– que le quitó la vida porque ella le era infiel. Familiares de la víctima contaron que el sujeto era extremadamente celoso. La pareja tenía cuatro hijos.

OTRA MUERTE EN BARRIOS ALTOSDe otro lado, Emiliano García Sánchez apuñaló hasta la muerte a su pareja en el cuarto donde vivían. Ella fue encontrada con un profundo corte en el pecho, mientras él permanece en el hospital Almenara pues también resultó herido.

Él era repartidor de gas y ella, mesera en una cevichería de Barrios Altos. Según confesó el homicida a la Policía, cometió el crimen pues su pareja, de 20 años, recibió la llamada de otro hombre.