El presidente del , , se presentó en un canal de televisión para aclarar que no ha viajado a Cuba y que no piensa hacerlo en los próximos días.

En entrevista con Panorama, explicó que le comunicó, el último jueves, al primer vicepresidente del Parlamento, , su intención de viajar a La Habana para someterse a una operación, pero que no le dio una fecha concreta y que todo se quedó en una posibilidad.

En esa línea, lamentó el escándalo generado por su supuesto viaje y criticó a los parlamentarios que han opinado del tema sin saber que aún él está en Lima. "Me han acusado de haber abandonado el cargo", manifestó.

Respecto a su dolencia, explicó que tiene "un problema muy serio en la rodilla", que arrastra desde sus épocas de deportista. Indicó que se pone en manos de los médicos cubanos porque la ciencia está más avanzada en dicho país. Dijo que probablemente viaje en agosto, cuando deje la Presidencia del Legislativo.

Consultado sobre el con Segundo Tapia, aseguró que el hecho ocurrió cuando él se dirigía a los servicios higiénicos después del Pleno. El fujimorista le pidió que firme un documento, a lo que se negó porque lo consideraba "irregular". No quiso confirmar si respondió con groserías a su interlocutor, pues sostuvo que se trató de una "conversación privada de hombre a hombre".