Abrirán proceso ético a médicos del Loayza que abandonaban a pacientes para atender en clínicas privadas

Los cinco médicos serán citados por el Comité de Ética del Colegio Médico del Perú para que brinden sus descargos

Hospital Arzobispo Loayza,Colegio Médico del Perú,Ministerio de Salud,Minsa,

Cinco médicos del hospital Arzobispo Loayza atendían en clínicas privadas durante horas en las que supuestamente debían estar trabajando para el Ministerio de Salud. (El Comercio)

Cinco médicos del hospital Arzobispo Loayza atendían en clínicas privadas durante horas en las que supuestamente debían estar trabajando para el Ministerio de Salud. (El Comercio)

Cinco médicos del hospital Arzobispo Loayza atendían en clínicas privadas durante horas en las que supuestamente debían estar trabajando para el Ministerio de Salud. (El Comercio)

Redacción Redacción

Los cinco médicos que abandonaban sus puestos de trabajo en el hospital Arzobispo Loayza para irse a atender en clínicas serán sometidos a un proceso ético en el Colegio Médico del Perú (CMP) .

“Nosotros, como Colegio Médico, vamos a abrir un proceso ético para indagar (el caso). Y si hay necesidad de sancionar, tenga la seguridad que van a ser sancionados”, expresó Raúl Urquizo Aristegui, decano del Consejo Regional de Lima del CMP, a ATV+.

Remarcó que José Mauricci Ciudad (jefe del Departamento de Especialidades Quirúrgicas), Wenceslao Castillo (jefe del Servicio de Dermatología), Genaro Barrueto Rodríguez (médico del Área de Traumatología), Walter Paredes Vásquez (Cardiología) y Humberto Solís Linares serán citados en los próximos días por e Comité de Ética del CMP para que brinden sus descargos.

No obstante, pidió que se respete el debido proceso, pues señaló que ha recibido información de que dichos médicos habrían sido destituidos por el Ministerio de Salud sin que se les haya tomado sus declaraciones.

EL CASO
Gracias a una investigación de la Oficina de Transparencia y Anticorrupción del Minsa, cinco médicos del hospital Loayza fueron descubiertos trabajando en clínicas privadas en horarios en los que supuestamente debían estar atendiendo a pacientes del mencionado nosocomio.

Esto perjudicaba a los pacientes, ya que, ante la ausencia del médico, la cita era cancelada y tenían que volver a reprogramarla. En muchos casos, a ellos les tomaba más de 20 días conseguir otra cita.

Ir a portada