Abraham Valencia: Una nueva denuncia en su contra por agresión salió a la luz. (Facebook)
Abraham Valencia: Una nueva denuncia en su contra por agresión salió a la luz. (Facebook)

A la  realizada el último jueves por la abogada contra , se sumó este viernes una nueva, realizada por otra de las exparejas del dirigente de Nuevo Perú.

Se trata de Laura Arroyo Gárate quien, en una , cuenta que fue maltratada física y psicológicamente por Abraham Valencia, durante el tiempo que mantuvo una relación sentimental con él.

"Cuando una se encuentra atrapada en una relación violenta no es fácil ni darse cuenta. Durante todos estos años me he culpado, injustamente, por no haber sido capaz de notar en qué momento inició la espiral", relata la analista política y comunicadora en un conmovedor post en Facebook.

Arroyo Gárate, quien actualmente radica en España, reveló que lo que la motivó a hacer pública su denuncia fue la conversación telefónica que sostuvo con Parwa Oblitas que, según indicó en el mensaje que escribió el la red social, “ha cambiado mucho mi vida”.

Asimismo, narró los terribles episodios de violencia que vivió y que “empezó con una cosa que parece tan absurda como que un día te diga ‘¡ay! la tontita’ cuando comentabas algo serio” y que luego llegó a la violencia física.

“Y llega el día en que te das cuenta de que estás acostumbrada a que te insulte, pero como no eres tonta sacas fuerzas y vuelves a armarte de valor, preparas el discurso que le vas a decir, lo ensayas porque siempre te dice que eres “pésima argumentando” y te lo has creído, y vas dispuesta a enfrentarlo y le sueltas lo preparado, pero él es más fuerte y poderoso que tú y te insulta, te grita, te lanza las llaves a la cara, te hace daño y, cuando te pusiste de pie para darte un poco de coraje, se pone de pie también, te pone las manos en el cuello y con ambas te abofetea. Perdón, ME abofetea”, escribió.

Asimismo cuestionó que Abraham Valencia le pidiera disculpas públicas y se tomara la potestad de dar conocer una historia que ella había decidido mantener en reserva, solo “con la intención de detener lo que, sin duda, debe ser un mal trago para él, pero que no tiene punto de comparación con lo que al menos Parwa y yo hemos vivido por culpa suya”.

Laura Arroyo Gárate precisó además que “en ningún momento Valencia intentó contactar conmigo para pedir disculpas privadas y sinceras, ni por whatsapp, SMS, Skype, Facebook, Twitter o todas las vías que existen para hacerlo”.

Finalmente, hace una valiente reflexión: “Esta será la primera navidad en que regresaré a mi país a ver a mi gente, abrazar a mi familia y mis amigos sintiendo miedo, sí, porque el miedo no se va, pero será un miedo distinto. Será el miedo por haberme atrevido y no por haberme callado. El miedo de la valentía y no del silencio. El miedo por estar del lado correcto y no por estar en la ambigüedad cómplice que invisibiliza y mata. Quiero sentir ese miedo. Quiero vivir ese miedo. Quiero -¡cuántas ganas tengo!- subir al avión, ponerme el cinturón de seguridad y emprender el vuelo del regreso valiente que me reconcilie conmigo misma. Porque nunca fue mi culpa. Serán, sin duda, las mejores 12 horas de mi vida. Será el mejor trayecto de todos. Gracias eternas, Parwa, por permitirme comprar ese impagable pasaje de regreso”.