(AP)
(AP)

Un estudio del Centro de Información y Educación para la Prevención del Abuso de Drogas () reveló ayer que el 60% de personas que probó marihuana terminó convirtiéndose en adicta a esta droga.

El coordinador del servicio Lugar de Escucha de Cedro, Milton Rojas, dijo que entre 1999 y 2011, tiempo en el que se desarrolló el estudio, se comprobó que los consumidores de marihuana prolongaron dicho hábito pasados los 30 años.

"Cuando una persona consume drogas por más de cinco o seis años, clínicamente esta persona ya es considerada como consumidora crónica o adicta a esa droga", dijo el especialista.

También alertó que de los que continúan con el consumo de dicha droga, la mayoría es policonsumidora, es decir, que además de la marihuana consumen otras drogas: alcohol, tabaco, bebidas energizantes y medicamentos como antidepresivos o tranquilizantes.

En cuanto a las causas del prolongado consumo, Rojas mencionó que las nuevas variedades de marihuana (que con los años han incrementado su toxicidad), la oferta y disponibilidad de la sustancia y el consumo también presente en los padres de familia han contribuido al respecto.

"Los resultados de este estudio no concuerdan con la hipótesis que sostiene que alrededor de los 30 años la mayoría de los adictos a la marihuana abandona este hábito", sostuvo.

DAÑOS EN CONSUMIDORES DE MARIHUANALa marihuana provoca 10 veces más daños a los pulmones que el tabaco, advirtió Cedro. También señaló que hay evidencia científica de los perjuicios que genera el consumo de la droga como los efectos nocivos sobre la memoria y la concentración.

El estudio también señala que el consumo de marihuana es mayoritariamente diario e interdiario en los jóvenes.