En Encuentro 'Yaku: Miremos río arriba' debatirán sobre el uso eficiente del agua. (Rafael Cornejo)
En Encuentro 'Yaku: Miremos río arriba' debatirán sobre el uso eficiente del agua. (Rafael Cornejo)

El cambio climático amenaza las reservas de agua que tiene el Perú. Se calcula que, a causa del calentamiento del planeta y el deshielo de los nevados, en los últimos 30 años hemos perdido 7 mil millones de metros cúbicos de agua, el equivalente a lo que usa Lima en 10 años. Eso, sin duda, agudiza los conflictos que existen entre distintos sectores por el uso de este recurso.

Según la Defensoría del Pueblo, el 50% de los conflictos registrados en el país en los últimos 10 años fueron por el agua. De éstos, el 62% se debe a la superposición de usos entre la actividad minera y la agricultura. Pero además se presentan otros problemas.

En Ica, por ejemplo, el crecimiento de la agroexportación en el desierto está dejando sin agua los pozos utilizados por los pequeños campesinos de la región y poniendo en riesgo el abastecimiento de agua potable en las ciudades. Según la Autoridad Local del Agua, en los últimos 50 años el nivel de agua descendió hasta 50 metros.

Pero hay más. De acuerdo con la información de la Autoridad Nacional del Agua, en las cuatro últimas décadas el Perú ha perdido un 42.64% de glaciares de 18 cordilleras nevadas del país. Una de las regiones más afectadas por esta problemática es Ayacucho, donde la cordillera de Huanzo perdió casi el 90% de hielo desde 1970, amenazando el acceso al agua en la cuenca del Cachi, que abastece a más de 200 comunidades y 25,000 familias.

En Huancavelica, el conflicto es por los trasvases que desvían agua de la región hacia la costa, principalmente a Ica, y perjudican a las comunidades campesinas de las partes altas de la cuenca. Esto ha ocasionado uno de los conflictos interregionales por el agua más importantes de los últimos años.

Otra zona de conflicto es Cajamarca, donde la población ubicada aguas abajo de explotaciones mineras consume alimentos con metales pesados. En esta región, 284 lagunas y un total de 600 cuerpos de agua en la provincia de San Pablo están amenazadas por la expansión minera.

En este contexto, se realizará el Encuentro Nacional por el Agua 'Yaku: miremos río arriba', que reunirá a más de 200 personas de varias regiones del país, los días 5, 6 y 7 de julio. En el encuentro se abordará la situación del agua en estas regiones y se debatirá sobre la reducción del nivel de los acuíferos y la falta de prevención ante problemas climáticos.

Los organizadores del evento recordaron que a fines del año pasado, 17 regiones del Perú fueron declaradas en emergencia hídrica por la falta de lluvias. Sin embargo, unas semanas después el país sufrió la peor temporada de lluvias en muchos años. Señalaron que este violento paso de sequías a inundaciones es un adelanto de lo que traerá el cambio climático y por eso la importancia de poner en agenda el tema del agua.

Más información

Explotación laboral crece y no se fiscaliza, no hay cifras del trabajo forzoso — Diario Perú21 (@peru21noticias)