(USI)
(USI)

Unas 2,782 personas murieron como consecuencia de ocurridos en el país durante 2011, la mayoría ocasionados por exceso de velocidad y por el estado de ebriedad de los conductores, reveló hoy un informe.

El estudio, realizado por el Instituto Nacional de Estadística e Informática (), indica que en todo el país ocurrieron 110,341 accidentes de tránsito, de los cuales 66,812 no tuvieron consecuencias fatales pero sí dejaron lesionados y daños materiales.

El jefe del INEI, Alejandro Vílchez, explicó que la causa principal es el exceso de velocidad, así como las maniobras prohibidas que realizan los conductores.

"La ebriedad del chofer es otra de las razones que explican por qué ocurren estos sucesos dramáticos, como también la ebriedad y el incumplimiento de las señales de tránsito por parte del peatón", agregó el funcionario en conferencia de prensa.

Los resultados del estudio muestran que durante el periodo estudiado, el 46% de los accidentes de tránsito se registraron en la provincia de Lima (51,376 casos), seguida de Arequipa, La Libertad, Piura y Cusco.

Asimismo, la colisión y el atropello representan el 56% del tipo de accidentes más frecuente, mientras que las avenidas y carreteras son los lugares en donde ocurren la mayoría de estos episodios.

En cuanto al número de personas involucradas, de acuerdo al estudio, el funcionario informó que aproximadamente fueron 270,000 víctimas, de las cuales casi 24,000 fueron menores de 18 años.

Entre los afectados figuran 170,842 conductores; 66,380 pasajeros; 28,461 peatones; y 2,460 ciclistas.