Cada mes hay mil nuevos presos en cárceles peruanas, según el INPE. (Perú21)
Cada mes hay mil nuevos presos en cárceles peruanas, según el INPE. (Perú21)

El jefe del Instituto Nacional Penitenciario (INPE), , reconoció hoy la corrupción que existe entre las personas que trabajan en los penales y alertó del alto nivel de hacinamiento.

En una reunión con la prensa extranjera, Pérez Guadalupe admitió que los empleados penitenciarios son una de las mayores vías para el ingreso de artículos vetados en las prisiones, donde se han requisado 2,437 teléfonos móviles y hasta siete armas de fuego desde que ocupó su cargo hace siete meses.

Estos objetos se decomisaron entre , "que crece en mil cada mes", y que convive en cárceles que tienen capacidad para 24,300 reclusos.

El funcionario atribuyó el aumento a "un incremento de la tanto en número como en violencia", pero también a la nueva política del Gobierno de infligir "más penas y menos beneficios penitenciarios", lo que conlleva "más presos por más tiempo".

También indicó que el nivel de reincidencia de los presos peruanos se sitúa alrededor del 30%. Asimismo, destacó su preocupación porque el 20% de los reclusos son por delitos sexuales, solo superados por los robos (35%) y el tráfico de drogas (25%).

Para solucionar estos problemas, Pérez Guadalupe confía en por año, establecer planes piloto de reinserción en la sociedad con los reclusos que tienen un ingreso y contratar a mil empleados penitenciarios en los próximos meses.