Módulos Temas Día

Sofía Carrillo: “¿Es mejor ser invisibles? Yo me autoidentifico afroperuana”

Esta periodista y activista hace una reflexión sobre la importancia del Censo, el cual “debe convertirse en un punto de partida para promover cambios reales y estructurales, vencer el racismo y la discriminación”.

Sofía Carrillo

(Luis Centurión)

(Luis Centurión)

(Luis Centurión)

Redacción PERU21
Redacción PERU21

Muchos años de lucha y muchos años de espera hasta que llegaron los Censos Nacionales 2017 , oportunidad en la cual los pueblos históricamente discriminados y excluidos podremos decir ¿quiénes somos?, ¿dónde vivimos?, ¿cómo estamos?... Y ¿por qué no?, compartir lo orgullosos y orgullosas que nos sentimos de nuestra identidad étnica.

Sabíamos que no iba a ser fácil y que iban a llegar los cuestionamientos y las dudas. El 22 de octubre tendremos la posibilidad histórica de compartir nuestra autoidentificación étnica; no obstante, es necesario reconocer que pocas son las veces en las cuales las y los peruanos hemos reflexionado sobre la importancia de reconocernos étnicamente. La identidad nacional ha sido – generalmente- homogeneizada en el imaginario y por tanto, la diversidad no ha tenido cabida.

El Pueblo Afroperuano y los Pueblos Indígenas hemos recorrido la historia marcada por las brechas sociales, económicas y culturales; persistentes en nuestro país. Esto no ha sido gratuito, pues es finalmente causa y consecuencia del racismo y la discriminación racial de la cual somos testigos y, hasta partícipes, en muchos casos.

¿Sería mucho más “cómodo” para afroperuanos e indígenas seguir siendo invisibles? Pues considero que no. Pese a que, reconocernos como parte de un pueblo excluido y relegado en distintos aspectos de nuestra vida política y social también puede tornarse duro, es por demás necesario y urgente para que el Estado implemente políticas afirmativas y diferenciadas que mejoren las condiciones de vida de todas y de todos.

Los temores a reconocernos diferentes, diversos, visibles, cambiantes son evidentes. Sin embargo, estamos en un momento clave para vencer todos estos miedos; mirarnos, reconocernos, valorarnos y respetarnos en nuestra diversidad étnica, que no debe ser entendida como una barrera para la integración y la propuesta de un proyecto común como país.

Los Censos 2017 deben convertirse en un punto de partida para promover cambios reales y estructurales, vencer el racismo y la discriminación. No podemos dejar de decir que aún hay muchas y muchos que siguen siendo invisibles en las diversidades; pero este primer paso debe servir al Estado para reafirmar su compromiso con la eliminación de todo tipo de discriminación y lograr la igualdad de oportunidades para todas y todos. “En el Censo 2017 por mis costumbres y por mis antepasados yo me siento afroperuana, ¿y tú?”.

Leer comentarios ( )

Ir a portada