La presencia de mujeres en el mundo del café no es algo nuevo, solo que ahora, al fin, es visible. Por eso, la Segunda Edición del Campeonato Nacional de Barismo Femenino ‘Espressate Mujer’, que se realizará este viernes y sábado en The Coffee Road, en San Isidro, es una gran oportunidad para apreciar el talento de las baristas peruanas, su creatividad y profesionalismo.

Anggela Sara, miembro del , la asociación que está a cargo de este campeonato, señala que en este evento donde participarán 11 baristas hay un grado mayor de complejidad ya que presentarán bebidas a siete jueces (cuatro sensoriales, dos técnicos y uno líder). De este grupo, hay cinco que emplearán cafés elaboradas por mujeres.

“Hemos visto mucha más preparación, y un conocimiento del café más sólido”, comenta Sara, Gerente General de la empresa de maquinarias IMSA.

La ganadora viajará a una de las conferencias de café de este año: la semana del café en Brasil, o el evento del SCA en Portland, Estados Unidos.

La entrada es libre los dos días de campeonato.

DATO: La cita es en la Av. Prescott 365, San Isidro.

LA CAFETERÍA DE LA SEMANA

Yo no sé si el café y los gatos van juntos en la

vida, pero sí de la mía. No solo tengo gatos. Colecciono tazas, muchas con motivos de gatos, y tomo café todo el día. Tengo un gato, adoptado en un albergue, que siempre se pone a mirarme c

uando preparo mi café, y solo regresa a su sitio cuando me ve disfrutando la primera taza del día. Por eso, llegar a , en el corazón del Cusco, era una parada obligada en mi viaje relámpago a la ciudad imperial.

Catfetín es el primer Cat Café & Centro de Adopciones de Perú. La cafetería tiene un espacio exclusivo llamado Zona Michi o Zona de Gatos, donde hay juegos de mesa y muchos gatos rescatados que esperan un hogar. La cafetería promueve las adopciones responsables.

Está ubicada en un segundo piso. Huellas de gatos a lo largo de la escalera te llevan al destino soñado de todo ‘coffeecatlover’. Desde diciembre -cuando empezó- hasta la fecha han concretado más de 70 adopciones. Es difícil marcharse de Catfetín sin ganas de llevar a casa a un lindo bebé peludo. Pero como esta página es de café debemos decir que la carta es buenísima. El café es de Santa Teresa, una gran zona cafetera del Cusco. Las bebidas que nos presentaron nos encantaron: buenísimo el Americano, los Capuccino -con gatito incluido, obvio- y los Latte. Los postres y salados, perfectos.

Gabriela Alburquerque es la creadora de este espacio. Su amor a los gatos la llevó a diseñar este espacio perfecto, donde los clientes y los gatos la pasan excelente. Darwin Prude es el que más sabe de café, y como tostador y barista, se ha enfocado en lograr que el café sea de primera. Yolanda Gibaja, la mamá de Gabriela, nos acompaña en el recorrido abrazada a su gato Chaplín, un bello bebé blanco y negro. “Buscamos que la gente entienda lo importante que es dar un hogar a estos pequeños, ellos nos dan mucho, y nosotros también podemos darles cariño, y sobre todo un espacio cálido”, dice. Y a la mesa llegan unas trufas con caras de gatos, y unas galletitas de margarina, harina y naranja que tienen forma de gatos. La temática no se rompe, todo es gatuno por aquí.

“Algo muy hermoso es ver a niños aprendiendo a querer y cuidar a los animales”, indica Yolanda. Dos niños están tomando jugo. La mujercita tiene unos 12 años, y ha visitado el lugar unas cinco veces. El niño es visitante por primera vez y está fascinado.

He prometido volver, y allí estaré. Pronto.

DATO: Calle Maruri 320 (2do piso) .

CONOCE A CATFETÍN

Molido y Tostado: Giovanna Villegas y el boom de cafeterías en el Perú