Sopa de gallina al estilo Don Cucho
Sopa de gallina al estilo Don Cucho

Siempre quise ser cocinero de casa. Se lo propuse a mis padres en la juventud, a un querido maestro y afectuoso amigo para su residencia y a mi esposa cuando nos casamos. Todos me dieron su rotunda negativa. Recién muchos años después, y por motivo de la pandemia mundial que nos tiene a todos en zozobra y metidos en casa, se ha podido ejecutar de manera casual aquel objetivo casi olvidado. La cocina es mi territorio y está liberado.

Desde la quincena de marzo hasta que se descubra la vacuna y la tenga en el torrente sanguíneo, no saldré a la calle. Hemos dividido funciones domésticas con Carmencita. Me corresponde el atender a la familia en el desayuno, el almuerzo y en la tarde–noche. Esto significa estar a cargo de los pedidos, el guardado, la confección del menú y por supuesto la limpieza impecable diaria del espacio culinario… ¿Qué te provoca para mañana, mi amor?

Olvidaba decir que estamos encuadrados dentro de un presupuesto afable y sencillo de ahorro, a lo que también se le puede llamar economía sin pretensiones, y me he “graduado” de lo que me gusta llamar cocinero de economía casera o cocinero de placeres domésticos. Todos contentos, comiendo rico, sano y baratito.

MIRA: ¿Cómo revivir una lechuga marchita y usarla en tu ensalada?

Una gallina gorda, doble pechuga, de buena familia, congelada, de casi 3 kilos se consigue a 20 soles. Una vez descongelada, se porciona para dos potajes que les gusta a todos. Con las piernas, el espinazo y las alas haremos sopa, y con la pechuga, ají de gallina. Hoy haremos sopa; el cuerpo lo necesita y la temporada lo impone. La pechuga se guarda hasta la próxima oportunidad. Manos a la obra y compartiendo recetas.

Ingredientes

(para 4 personas)

Gallina en presas sin piel

Espinazo de la gallina

300 gramos de mote

4 litros de agua

3 palos de apio

2 hojas de laurel

1 cabeza de ajo

Sal

½ kilo de yuca

1 taza de quinua

½ kilo de olluco

2 tazas de zanahoria cocida y picada

2 cucharadas de kion pelado y picadito

Jugo de 1 mandarina

Caldo (el necesario)

Preparación

En esta sopa se juntan de manera maravillosa el sabor de la carne con los productos peruanos, como lo son el mote, la quinua, el olluco y la yuca, estos últimos cuatro herencia de la vasta agricultura precolombina. La receta promete.

Adquiera el mejor mote del mercado, que sea grande y blanco inmaculado. Lávelo con entusiasmo y póngalo en remojo al menos 18 horas antes de iniciar nuestro sopón, cambiando de agua repetidas veces.

En una olla coloque la gallina sin piel y retirando la mayor cantidad de grasa posible, vierta el agua, el mote escurrido, el apio, el laurel y el ajo pelado. La sal déjela para el final, dicen las que saben, que no permite que el mote reviente.

El mote demora más que la gallina, retire esta última cuando esté a punto y reserve. Adicione la yuca y siga cocinando. Una vez cocidos el mote y la yuca, haga lo mismo con la quinua bien lavada. Cocida esta, incluya los ollucos cortados en bastones, vuelva la carne a la olla y sazone con sal y orégano. Servir con ají picado y bien aderezado al limón.

VIDEO RECOMENDADO:

Teclado clásico del teléfono móvil de BlackBerry regresa para el 2021
BlackBerry regresa con un nuevo teléfono inteligente y con su icónico teclado.