Comer en es una experiencia de memoria. Los sabores de aquella esquina que compartiste cuando eras adolescente o de las calles que más transitaste en busca de un generoso plato llegan a tu paladar desde la entrada con una leche de tigre lo suficientemente brava como para abrirte el apetito.

Todo en Barrio es bien cuidado, nada queda al azar. Por eso, lo de achorado con elegancia se cumple perfectamente. Luciano Caycho, el chef, ha construido una carta inspirada en esa memoria que nos mueve a todos.

“Barrio es cocina peruana contemporánea, hacemos lo clásico pero con vanguardia –ya sea en la técnica–, o revivimos un clásico de la cocina peruana”, dice el cocinero, mientras pasea por la barra de cebiches, de donde sale el cebiche bowl.

Sabores21: Corazón de Barrio

Con la lógica del huarique, el espacio es un rincón donde se une lo criollo con la Amazonía, el chifa y la carretilla.

PASIÓN

Luciano aprendió de los más grandes (Gastón, Virgilio, Rafael…) y ahora se luce en la cocina. “He tenido buenos maestros”, cuenta, para luego describir con pasión cada plato que llega a la mesa. En la carta puedes encontrar desde un clásico arroz norteño, o lomo saltado hasta la cecina bien acompañada de un chaufa con leche de tigre amazónica (cocona y charapita).

El pan con pejerrey es uno de mis recuerdos más emblemáticos de las calles de Chorrillos, el barrio de Luciano, y mi barrio. Siempre lo pido, y aquí no lo podía pasar por alto. Llega arrebozado, con palta y salsa acebichada. De los mejores, y se llama Chimbombo. Para compartir, la recomendación del chef no tiene pierde: El Patricio. En una ollita como la de mi abuela: el pato está deshuesado, tiene culantro, zapallo loche y salsita criolla. Para coronar cae la esencia de un cebiche de pato. Potente. Y si eres de los que muere por su chaufa, el aeropuerto resulta deslumbrante, sobre todo con su pollito al cilindro.

Los churros como postre son realmente exquisitos. Crocantes, calientes y con manjar de hierbaluisa.

Barrio es uno de esos lugares a los que quieres regresar apenas te marchas. Una vieja conocida con nuevo look. #LaWambrilla: gin Beefeater, carambola, jarabe de pimienta y chup de sandía y tuna. El trago que necesitas para un fin de semana con onda.

TENGA EN CUENTA

- Barrio tiene dos locales: en la avenida 28 de Julio 888, en Miraflores; y en la calle Las Begonias 419, en San Isidro.

- No dejes de pedir como postre los extraordinarios churros, y revisa la carta de cocteles, y las bebidas sin alcohol.

TAGS RELACIONADOS