Un lugar de paso, de encuentro, de placer gastronómico. Hace mucho tiempo, Lima se caracterizaba por las pulperías, donde había de todo para llevar. El clásico negocio del barrio se extinguió, pero en Miraflores, en la calle Chiclayo 999, está .

“Se crea para recuperar una tradición perdida con la venta de productos gastronómicos de alta calidad nacionales e importados. En la mayoría de los casos nuestros productos son comprados directamente a los productores”, dice Luis Flores.

MIRA: Sabores21: 3 imprescindibles de Punta Hermosa

En su emprendimiento no falta un buen café de Sandia, Puno, o de Jaén, Cajamarca.

Entre quesos y mieles, no faltarán antojos como el pulpo a la gallega, la tortilla de patatas, mermeladas, paellas, vinos y más.

VIDEO RECOMENDADO

Carlos Arqueros, restaurantes Moche: “El delivery nos ayuda, pero apenas cubre gastos básicos”
Carlos Arqueros, restaurantes Moche: “El delivery nos ayuda, pero apenas cubre gastos básicos”

TAGS RELACIONADOS