Por Andrew Gibbon

Jefe del área de Investigación, Desarrollo e Innovación del Instituto Le Cordon Bleu

En el Perú, es muy complejo encontrar avances patentables desde el lado de proceso; sin embargo, en cuanto a productos, tenemos una muy amplia gama de posibilidades en base a desarrollos gracias a los recursos genéticos, biológicos y los conocimientos tradicionales con los que contamos. Poco a poco se está avanzando en este aspecto, pero todavía la inversión en Investigación y Desarrollo versus el es una de las más bajas del mundo, lo que se traduce en una capacidad muy pobre para capitalizar este gran valor intangible.

Lamentablemente, este potencial sí ha sido explotado por extranjeros, a lo que se le denomina “Biopiratería”. Un caso emblemático fue el del robo de conocimientos tradicionales para cultivar maca, ocurrido hace unos años atrás en Pasco. En consecuencia, un país asiático ha logrado cultivar este producto ancestral peruano y competir en mercados internacionales.

Las patentes en el Perú pueden ser por proceso o por producto. En ambos casos se valora mucho el nivel inventivo, la novedad y, en general, el avance técnico de la creación. El principal aporte de realizar este proceso es la exclusividad de poder explotar el producto gastronómico mientras dure la patente. Asimismo, se incentiva mucho la asociación con empresas líderes en el rubro de la invención para poder comercializar a gran escala el producto. Con esto, el inventor se beneficiará recibiendo un porcentaje de regalías a cambio de la cesión de derechos de la invención.

Nuestro país cuenta con un caso de éxito muy interesante del inventor Hernán Garrido Lecca y su cubeta de hielo con tapa. En este caso, fue un modelo de utilidad que logró ser vendido a una empresa estadounidense, con lo cual hoy en día ya se han producido más de 200,000 unidades, donde el inventor recibe un porcentaje de regalías por su invención mientras dure la patente en Estados Unidos, lugar donde fue registrado el producto luego de realizar la primera solicitud aquí en Perú. Definitivamente existe mucho potencial, no sólo en los productos utilitarios de cocina, como en este caso, pero más aún en la gran dispensa gastronómica peruana con productos nativos que deben ponerse en valor.

ESTE VIDEO TE PUEDE INTERESAR

¿Por quiénes votarán los jóvenes?
¿Por quiénes votarán los jóvenes?