Los emprendimientos caseros se multiplicaron desde el inicio de la pandemia. Población vecinal motivada por sacar adelante a su familia empezó a generar su propio ingreso. En eso a los peruanos nadie nos gana. La pandemia tampoco ha sido el primer escollo que encontramos en nuestra vida republicana, ad portas del bicentenario.

“Familia unida victoria cumplida” es el eslogan que convida confianza y amor.

Pequeñas bodegas en el garaje de la casa, verdulerías con insumos cotidianos que se acomodan en lo que fuera la sala, como frescos y hermosos adornos naturales, la abuela que enseña a las nietas los secretos de sus queques más aplaudidos, todos pequeños negocios para paliar la falta de trabajo. Que viva el recurseo. A trabajar.

Todos los miembros de la family planean, colaboran, se respira unión y hay consenso. La mamá propone abrir un punto de venta de jugos para llevar. Lo haremos por la ventana que sale a la calle, comenzamos con papaya, piña y mixto, y luego seguimos ampliando la oferta. Hay que crear demanda, dice el universitario de la familia.

MIRA: Don Cucho: Cebiche peruano para todo el mundo

Todos bien a la mascarilla, protectores faciales, chisguetes de alcohol a la mano, hacen su tarea. Compran, cocinan, venden, reparten y limpian al detalle para la plena seguridad de sus clientes y de ellos mismos.

Papá ha estado bastante misterioso en estos últimos días, tomando nota con calculadora en mano. Además, comprando, guisando, guardando, probando, hasta que por fin hoy nos cuenta su más reciente idea… salsa de carne para lasañas o simplemente para fideos. La salsa me sale riquísima y no será ningún problema venderla, dice seguro y orgulloso. Debe ser barato y de calidad. Aquí les va la receta para 4 kilos de salsa de carne.

Ingredientes

(para 4 kilos)

¾ de kilo de carne molida

6 cucharadas de aceite

¾ de kilo de cebolla picadita

½ kilo de pasta de tomate

50 gramos de ajo molido

5 hojas de laurel

2 cucharadas de orégano

Hongos negros (a gusto)

Sal, pimienta y comino

Licuado

1 kilo de tomate

½ kilo de zanahoria

6 palotes de apio

1 pepa de nuez moscada

2 ají amarillo

Preparación

La familia hizo cuentas y la preparación de la salsa resulta a S/8.00 por kilo. A partir de allí, usted ve su mercado y le pone el precio de venta. La mayoría que lo ha hecho propone un precio justo de S/20.00. Decídase, casero.

Para el licuado retire piel y semillas de los tomates. Pele y ralle la zanahoria, pique el apio, troce el ají sin semillas y ralle la nuez moscada. Procese con ayuda 1 taza de agua. Reserve.

Aparte, en una olla vierta el aceite, dore la cebolla junto con la carne molida y la pasta de tomate. Es interesante saber que, cuando se fríe la pasta de tomate, la salsa obtendrá un hermoso y provocativo color. Una vez hecho esto, sazone con el ajo, el laurel, el orégano, los hongos picados, sal, pimienta y comino. Cinco minutos después, adicione el licuado que reservamos (sin colar). Baje el fuego a medio y cocine lentamente por 90 minutos. Si desea, en la preparación puede incluir vino tinto, romero, perejil, albahaca etc.

Me cuentan que con este recurseo no te volverás magnate, pero están ganándote alguito. Esta receta sirve para confeccionar una rica lasaña, para rellenos variados, para servir sobre fideos e incluso para armar sabrosas pizzas. Provecho.

VIDEO RECOMENDADO:

España: el misterioso mensaje de Suárez tras el término de los entrenamientos con Barcelona | VIDEO
El aún delantero de FC Barcelona compartió una publicación en Instagram que podría dar una pista sobre su futuro.