Un atentado suicida reivindicado por el grupo yihadista Estado Islámico dejó al menos 40 muertos y 30 heridos en , . El hecho —ocurrido este jueves— estuvo compuesto de 3 explosiones en un centro cultural.

La primera explosión fue la más devastadora, y fue seguida por otras dos, menos potentes. Se prevé que el número de muertos y heridos pueda aumentar en las siguientes horas. Este hecho también afectó a la Agencia Voz Afgana, un medio de comunicación situado cerca.

"El blanco del ataque era el centro cultural Tabayan. Se celebraba una ceremonia con motivo del 38º aniversario de la invasión soviética en Afganistán cuando se produjo una (primera) explosión", declaró el portavoz adjunto del ministerio del Interior, Nasrat Rahimi, a AFP.

En un comunicado de su agencia de propaganda Amaq, el Estado Islámico afirmó que este lugar fue atacado tras haber estado en la mira debido a que “es uno de los principales centros chiitas de Kabul”, y al apoyo que recibe de Irán.

Este es el atentado más sangriento del EI desde el cometido en octubre pasado contra una mezquita chiita, que ocasionó 56 muertos.