Un hombre se hacía pasar por indigente cerca a la comisaría de . Se trata de Alejandro Mejía Calagua de 29 años, quien habría engañado a la familia Quispe Sotomayor, quienes lo hospedaron sin imaginar que este los estafaría.

El supuesto vagabundo habría sido visto por la esposa de Guillermo Quispe, Fidela Sotomayor, quien notó que dormía en una banca a las afueras de la delegación policial. La mujer, conmovida por su situación, lo invitó a su casa para darle comida.

Alejandro llevaba dos semanas en la casa y aprovechó la noche del último lunes para robarles más de S/11 mil a sus benefactores. El joven delincuente encontró el dinero en un escritorio donde la familia guardaba el dinero destinado a su negocio de distribución.

Los afectados aseguraron que antes de acoger a Mejía solicitaron sus antecedentes, pero los agentes policiales les negaron la información. Sotomayor afirmó que, de haber tenido conocimiento de que este tenía más de once denuncias por robo y estafa en diferentes partes del país, nunca lo habría hecho ingresar a su hogar.

Pese a que el denunciado aseguró ser original de , en la Reniec figura como proveniente de , dato que las víctimas desconocían cuando decidieron brindarle ayuda.

“Una señora me dijo que era de Cusco y como soy cusqueño, podría ser mi paisano. Se hace pasar por una persona necesitada y debe ser capturado porque ha engañado a cerca de 30 personas”, declaró Quispe ante la prensa.