(EFE)
(EFE)

No todo es color de rosa en el Festival de Cannes para , luego de que su hijo Ronan (fruto de su relación con Mia Farrow) reavivara, en un artículo en The Hollywood Reporter, las acusaciones de abuso sexual contra él.Ronan Farrow cuestionó que los medios no tomaran seriamente la acusación de abuso realizada por su hermana Dylan Farrow hace unos años.

Ante esto, el cineasta contestó: "Nunca leo nada sobre mí, ni siquiera estas entrevistas que me hacen. Dije todo lo que tenía que decir en lo que publiqué en su momento en The New York Times. Nunca pienso en ello. Dije que nunca iba a comentarlo otra vez".

Pero ese no fue el único trago amargo para Allen, ya que en la ceremonia de inauguración del festival, el comediante francés Laurent Lafitte hizo una mala broma sobre una violación, aparentemente dirigida a él.

"Estoy completamente a favor de que los comediantes hagan todos los chistes que quieran. No soy un tipo que juzgue o que censure. Yo soy un cómico, y siento que tienen que ser libres de hacer cualquier tipo de broma que deseen", sostuvo.

TAGS RELACIONADOS