El ego de Woody Allen. (USI)
El ego de Woody Allen. (USI)

Pese a que fue acusado de abusar de su hija adoptiva Dylan Farrow en 1992, el cineasta se declaró defensor del movimiento Me Too, que vela por la protección de las mujeres en caso de .

“Me conmuevo cuando encuentran a personas que acosan a mujeres y hombres inocentes. Es bueno que los expongan. Yo debería ser la cara de los afiches del Me Too, porque he trabajado en películas durante 50 años con varias actrices y nadie ha sugerido ningún tipo de indecencia mía”, señaló Allen, de 82 años, en una entrevista con el periodista Jorge Lanata que difundió el canal argentino El Trece.

También, el realizador marcó distancia de Harvey Weinstein y Bill Cosby. “Hay quienes han sido denunciados por veinte o cincuenta mujeres y yo fui acusado una sola vez y en un caso de custodia de menores que fue analizado, y del que se demostró que era falso; aun así me agrupan con esta gente”, indicó.

Consultado sobre si abusó sexualmente de Dylan Farrow, el cineasta lo negó rotundamente. “Por supuesto que no. Esto es algo que fue analizado minuciosamente 25 años atrás por las autoridades y llegaron a la conclusión de que no era cierto”, concluyó.

TAGS RELACIONADOS