EFEEl popular actor latino , de 34 años, se alista para el estreno en el extranjero de su película erótica Addicted confiado en que su registro interpretativo cautivará más que su aspecto físico con el fin de seguir los pasos de y , cuyas trayectorias admira.

Levy se ha propuesto evitar que la industria del cine le encasille por su atractivo y, si bien reconoce que usar su imagen le ha abierto puertas, según dijo en entrevista con Efe, prefiere que el futuro lo determine su talento.

El cubano aseguró que está siendo muy selectivo a la hora de escoger papeles y opta por aquellos que le suponen un desafío, como es el caso del adicto al sexo en Addicted, y otros que vendrán después.

"Me gusta mucho lo que han hecho con sus carreras y Brad Pitt. Brad Pitt ha hecho cosas muy diferentes, de un personaje de loco, de bobo, a uno de guerra. Me encantaría tener una carrera en la que pueda explorar muchos personajes", explicó el actor.

En Addicted Levy da vida a un artista que entabla una obsesiva relación sexual con una mujer y que deriva en una dependencia mutua que saca lo peor de ellos mismos.

El filme incluye numerosas secuencias eróticas, poco habituales en la gran pantalla estadounidense, que se extraen de la novela homónima en la que se basó, un éxito de ventas de la autora Zane.

Addicted tiene como actriz principal a Sharon Leal (Dreamgirls), una mujer que lo tiene todo pero deja que su vida la arruine el sexo, mientras que Levy, Boris Kodjoe (Soul Food) y el modelo Tyson Beckford aparecen como secundarios.