(Captura de YouTube/AFP)
(Captura de YouTube/AFP)

El actor demostró que el fútbol no es su fuerte durante un partido representativo previo a la gran final de la Champions League del sábado último, en el que el se hizo tras derrotar 2-1 al en Wembley.

Smith se paró frente al mítico exarquero holandés Edwin Van der Sar e intentó rematar con fuerza en su primer intento, pero apenas logró rozar la pelota con su pie. Tan mala fue su intervención que el guardameta tuvo que enseñarle cómo patear el esférico.

El actor y su hijo, Jaden Smith, compartieron unos minutos con exfutbolistas de la talla de Luis Figo, Cafú, Elber, entre otros. Las estrellas de Hollywood tuvieron la oportunidad de anotar desde los 12 pasos. Tras 10 intentos, el dúo padre-hijo solo logro meter un balón.

El video de Will Smith haciendo el ridículo en dicha tanda de penales es uno de los videos más comentados de las redes sociales. Algunos aficionados tildaron uno de los disparos como el peor de la historia del fútbol.