(Reuters)
(Reuters)

Después de cinco meses en rehabilitación, el vocalista de , Billie Joe Armstrong, confesó que sus adicciones no están del todo superadas.

"No estoy seguro de estar listo. Todavía existe la obsesión por el alcohol… No quiero ser nunca el tipo que habla sobre adicciones. Lo último que quiero es la compasión de los demás. No quiero causar lástima", indicó Armstrong en la revista Rolling Stone.