Viviana Rivasplata no cree que la critiquen en doble sentido por estar en el reality de Gisela (Renzo Salazar/Perú21)
Viviana Rivasplata no cree que la critiquen en doble sentido por estar en el reality de Gisela (Renzo Salazar/Perú21)

La ex reina de belleza comentó su participación en y la expectativa que ha generado su presencia en el reality de baile de la conductora Gisela Valcárcel, quien también estuvo casada con su ex esposo Roberto Martínez.

¿Por qué aceptaste ingresar al reality El gran show?

-Por cuestiones de tiempo. Nunca pude antes porque tenía un bebé pequeño y mucho trabajo, pero ahora estaba más tranquila y organizada, y me dije: '¿Por qué no asumir el reto?'. Aparte el programa tiene un trasfondo social y eso me parece bonito, así que vamos a esforzarnos bastante.

¿No le temes a las críticas que pueden generarse si trabajas al lado de Gisela Valcárcel?

-No, para nada. No creo que la gente me critique en doble sentido; al contrario, yo siento mucho cariño de todo el mundo. Las peleas con Gisela son mitos urbanos porque alrededor yo no tengo ningún problema. Por el contrario, estoy súper contenta.

¿Qué opinión te merece Gisela?

-De alguna manera estamos compartiendo algunos momentos aquí y es una mujer súper chambeadora. Es una trome en lo que hace, que es televisión, y en ese sentido tiene toda mi admiración. Ella conoce muy bien su negocio y fuera de eso es una mujer como yo: emprendedora, luchadora y somos madres súper familiares. No todo lo que se ve en televisión es real.

¿La estás conociendo a nivel personal?

-No más de lo que se ve. Yo me he incorporado el martes y básicamente he estado ensayando. Me imagino que ya habrá oportunidad en esta temporada. Vamos a ver cuánto duro (en la competencia).

¿Te molestaría que inviten a tu ex esposo Roberto Martínez al programa?

-Es cuestión de la producción. A mí no me molesta la presencia de nadie. Tengo una vida distinta y familiar con mi esposo y mi hijo. Estoy en otras cosas. Roberto fue parte de mi vida, pero hace como 20 años, y ya es pasado. En la vida real no me interesa y no tendría problemas con que participe.

¿Cómo ves la competencia?

-Está muy dura. No los he visto bailar a todos, pero sé que bailan. Está Diana Sánchez que baila espectacular, Christian Domínguez que lleva como 8 temporadas (risas) y Andrea (Luna) que baila mostro. No pretendo bailar como ellos, pero voy a dar lo mío. Se van a sorprender.

¿Piensas que vas a dar pelea?

-Vamos con fe (risas) y a dar lo mejor. Voy a disfrutarlo. No pretendo ser bailarina de la noche a la mañana. Hay gente con mucha experiencia y cada quien tiene su estilo. Voy a tratar de superarme y no quiero estar al nivel de nadie.

¿Qué opinas de los duros calificativos que tuvo Carla Barzotti hacia ti al decir que te prefirieron en el programa pese a no ser nadie ni tener mucha trayectoria?

-La verdad es que no la he escuchado. No me conoce ni nada, así que no presto atención. Si alguien quiere pelearse conmigo perderá el tiempo, ya que tengo muchas cosas como para enfocarme en lo negativo. No me verán peleándome. Si me quieren criticar, que lo hagan, no me importa y que sean felices criticándome.

¿Qué te parece que haya más diversidad entre las concursantes del Miss Perú?

-Me parece maravilloso porque en realidad la belleza es subjetiva y eso yo decía cuando fui Miss Perú. Me criticaban porque no medía 1.80 de estatura o porque no tenía las facciones de reina. Te buscan mil cosas, pero hoy en día los concursos de belleza son más abiertos porque se busca una mujer que represente a la mujer real y que haga cosas que trasciendan. Eso no se logra solo con una cara bonita.

¿Te gustó la experiencia de trabajar en un espacio nocturno con Aldo Miyashiro?

-Era fuerte y complicado por el horario, pero fueron dos años geniales en los cuales aprendí mucho de todo el grupo.

  • Mario Panta / mario.panta@peru21.com