Haciendo gala de un cuerpo por el que no han pasado los años, la bella se despojó de todo para una sesión de fotos a propósito de su nuevo y esperado calendario de desnudos.

Aunque hayan pasado 16 veranos desde que saliera a la luz la primera edición de su célebre almanaque, que agotó en tiempo récord los 10 mil ejemplares de tiraje, la conductora de Al sexto día posó cubierta con espuma, atada de manos, con los más sugerentes atuendos o simplemente sin nada encima.

"Mi cuerpo está igual que cuando empecé a modelar a los 16. Es de familia. Genéticamente tengo esta… gracia", comentó Zimmermann que a sus 43 años no dudó en defender su grácil destape.

"Lo que está de moda, lo más in ahorita en el mundo, es el desnudo. Incluso en Vogue, que es una revista cuyo negocio es vender ropa, ponen modelos totalmente desnudas, que solo llevan accesorios. Esta es la nueva tendencia, rescatar el romanticismo clásico", sostuvo.