había prometido que su sería más masculina y el domingo, durante la Semana de la Moda de Nueva York, no decepcionó a su público, con su hija Harper en primera fila en brazos de su padre David.

La famosa 'VB' reafirmó su gusto por los pliegues asimétricos y delicados en el bajo de las faldas fluidas y los vestidos ceñidos al cuerpo.

Su nueva colección primavera-verano 2014 ofrecía además superposiciones y amplitudes novedosas, grandes chaquetas de hombros redondos sobre bermudas largas o un pequeño cuello de cisne sin mangas sobre una camisa blanca amplia.

Cinco años después de sus inicios en la Fashion Week, la ex-Spice Girl parece respirar un poco. El negro y blanco dominaron su colección, pero con un toque de fucsia.

En la sala hubo una espectadora que concentró la atención de los fotógrafos y de la exclusiva redactora jefe de Vogue, Anna Wintour: , de 2 años, estuvo saltando en las rodillas de su padre.