Tienen acuerdo de confidencialidad. (AP)
Tienen acuerdo de confidencialidad. (AP)

al que llegaron y Katie Holmes dependió de una cláusula que la actriz debió aceptar para poder deshacerse de su famoso marido y, así, evitar una pelea más grande por la custodia de Suri, la hija de la pareja.

Según reveló una fuente al periódico Daily Mirror, Holmes se comprometió a no hacer público ningún detalle de la vida personal o de la religión que profesa Cruise: la cienciología.

"La confidencialidad fue la clave. Si Katie no hubiese accedido a mantenerse en silencio, se habría llegado a una conflictiva batalla legal", declaró la fuente.

Asimismo, el Daily Telegraph publicó que, semanas antes de pedir el divorcio, Katie Holmes se comunicó con Nicole Kidman, exesposa de Tom Cruise, para pedirle consejos.

Mientras tanto, la revista Rolling Stone indicó que Tom Cruise ha alcanzado un nivel llamado Thetán Operante, con el que tiene poderes telepáticos que le permiten leer la mente y, al parecer, así controlaba a Holmes.