Tiroteo en Las Vegas: Jimmy Kimmel luchó por contener las lágrimas en vivo al hablar del tiroteo (ABC)
Tiroteo en Las Vegas: Jimmy Kimmel luchó por contener las lágrimas en vivo al hablar del tiroteo (ABC)

A poco más de un día tras el trágico evento en , que dejó 59 muertos, más de 500 heridos y un país devastado, miles de artistas no han dudado en manifestarse, y demostró que él fue uno de los más afectados por el tiroteo.

El conductor de Jimmy Kimmel Live luchó por contener las lágrimas en vivo al hablar del tiroteo, y finalmente se quebró al manifestar su tristeza por la situación. Además, criticó la política de armas en su país.

En total, dedicó 10 minutos de su 'talk show' nocturno para hablar sobre el tema, y a continuación te mostramos palabra a palabra lo que dijo el ex presentador de los premios Oscar.

"Aquí estamos de nuevo, después de otra terrible, inexplicable, impactante y dolorosa tragedia. Y, por supuesto, oramos por las víctimas, por sus familias y amigos, y nos preguntamos por qué”, inició su discurso, con pena en su voz.

“Como resultado de eso, ahora tenemos hijos sin padres y padres sin hijos, madres sin hijas. Perdimos dos agentes de policía, perdimos a una enfermera de Tennessee, una profesora de educación especial de una escuela local aquí en Manhattan Beach”, relató.

“Todas estas familias devastadas que ahora tienen que vivir con este dolor para siempre porque una persona con una voz violenta y loca en su cabeza logró reunir una colección de rifles de alta potencia. Y los usó para disparar a la gente", manifestó.

"Por supuesto que hay algo que podemos hacer al respecto. Hay muchas cosas que podemos hacer al respecto. Pero no las hacemos. Lo que es interesante, porque cuando alguien con barba nos ataca, pinchamos los teléfonos, establecemos prohibiciones de viajar, construimos muros. Tomamos todas las precauciones posibles para asegurarnos de que no vuelva a suceder. Pero cuando un estadounidense compra un arma y mata a otros estadounidenses, entonces no hay nada que podamos hacer al respecto. Por la Segunda Enmienda, porque nuestros antepasados querían que tuviésemos una AK47s. Ese es el argumento", resaltó.

“Con el tiempo nos olvidaremos y pasaremos a lo siguiente. Y entonces sucederá otra vez, y otra vez. Con el tiempo nos olvidaremos y pasaremos a lo siguiente. Y entonces sucederá otra vez, y otra vez", dijo.

“Horas después del tiroteo en masa, la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Sarah Sanders, dijo que este no es el momento para el debate político. Bien, gracias Sarah, pero tenemos 58 personas inocentes muertas. Y no era su tiempo tampoco. Así que, sí, ahora es el momento para el debate político", señaló.

Ante esta fuerte frase, Kimmel colocó las fotos de algunos senadores detrás de él, e hizo un llamado de atención a su accionar tras el tiroteo en la discoteca 'Pulse' en Orlando el año pasado.

"Aquí están las caras de los senadores que, días después de los disparos en Orlando, votaron en contra de un proyecto de ley que habría cerrado esas lagunas. Estos son los 56 senadores que no querían hacer nada al respecto”, dijo, señalando a las imágenes.

“El 90% de los demócratas y el 77% de los republicanos apoyan las verificaciones de antecedentes en las exhibiciones de armas, y el 89% de los republicanos y demócratas están a favor de restringir la posesión de armas para los enfermos mentales. ¡Pero no esta pandilla! Ellos votaron en contra de ambas cosas ", mencionó con enojo Kimmel.

"Así que, con todo respeto: Sus pensamientos y sus oraciones son insuficientes... Por cierto, la Cámara de Representantes votará esta semana una ley. Es un proyecto de ley para legalizar la venta de silenciadores. Para las armas. Esto es en lo que están trabajando", finalizó.