¿Se imagina tatuadas a bellezas clásicas de como Elizabeth Taylor o Audrey Hepburn? Pues ello es posible con ayuda del y a la creatividad del artista estadounidense Cheyenne Randall.

Randall, de 36 años y afincado en Seattle, empezó a dibujar tatuajes en fotos de celebridades que publicaban las revistas con motivos inspirados en su ascendencia indígena.

Luego aprendió Photoshop de manera autodidacta y así surgió en él una especie de obsesión por tatuar a personalidades emblemáticas, pero con ayuda de este editor de gráficos.

Este artista difunde su trabajo en cuentas de e . Aquí te presentamos una selección de sus famosos 'tatuados'.