Sigue actualizado en nuestra APP

‘Spring Breakers’, un viaje desde Disney a la decadencia

Aunque irregular, Viviendo al límite goza de buenos pasajes sobre la frivolidad juvenil de hoy. Lee la crítica.

(Internet)

Redacción PERÚ21
Redacción PERÚ21

Juan Carlos Fangacio

Quiero hablar sobre Viviendo al límite (Spring Breakers, 2012) a partir de su mejor secuencia: aquella en la que un James Franco en papel de gangster toca al piano una balada de Britney Spears, junto a sus ninfas asesinas, al atardecer.

¿Hay algo que represente mejor el declive de ese submundo adolescente? ¿No engloba esa escena toda la decadencia joven, dulce y pútrida de unos cuerpos tersos, pero afeados por el alcohol y las drogas? ¿No es esta la parte que más se acerca al conjunto de la obra de Harmony Korine?

La reseña completa en el blog Plano Cerrado.

Ir a portada